“El gobierno del PSC da muestras de cansancio y no plantea un proyecto de futuro ilusionante”

Entrevista a Sonia Esplugas, portavoz del Grupo Municipal Popular de l’Hospitalet

13 de enero, 2021

* Siempre se ha dicho de l’Hospitalet y, en general de la comarca del Baix Llobregat, que es un área básicamente de electorado de izquierdas. Sin embargo, hace muchos años que en l’Hospitalet hay concejales del Partido Popular e incluso hubo en su momento concejales de Plataforma por Cataluña. ¿Cuál es su opinión respecto de este mito que parece flotar sobre el área metropolitana en momentos tan controvertidos como los actuales?

En primer lugar, hay que recordar que el Baix Llobregat y el Barcelonès han registrado en su historia reciente importantes victorias del Partido Popular en grandes municipios como Castelldefels o Badalona. El histórico cinturón rojo del Baix Llobregat ha visto como en ciudades como l’Hospitalet el PSC dejaba de ganar elecciones autonómicas.

Es cierto que el electorado de izquierdas sigue siendo mayoritario en L’Hospitalet pero también es cierto que los problemas de la ciudad siguen siendo los mismos desde hace muchos años. El propio barómetro de la ciudad- elaborado por el propio consistorio- refleja año tras año el malestar de los vecinos. Sin embargo, es muy difícil romper dinámicas de voto consecuencia de una política clientelar forjada en las últimas décadas. Hay vecinos que han votado siempre lo mismo toda la vida.

* Siempre se suele decir que las desavenencias interiores en los partidos son una causa fundamental del posterior resultado en las urnas y al revés, que los malos resultados crean distorsiones internas. Ustedes en el PP local han tenido considerables fisuras a lo largo de años. Varias preguntas al respecto: ¿Ya se han restañado las heridas en el PP de l’Hospitalet? ¿Qué piensa sobre las causas de las disensiones, que son producto de la falta de resultados o que esa falta de resultados no ayuda a cohesionar?

El Partido Popular de l’Hospitalet vivió hace ya unos años un conflicto interno producto de una mala actuación ética, por parte de dos de concejales que aprovecharon mi situación personal. La dirección del Partido Popular de Cataluña abrió un expediente disciplinario y resolvió el asunto expulsando a los dos concejales de manera fulminante. Afortunadamente, todo aquello es historia. El PP de l’Hospitalet superó esa crisis interna saliendo reforzado y afrontando el futuro de una manera más cohesionada.

* ¿Qué sensación tiene y qué estrategia seguir con su fuerza municipal frente a un gobierno del PSC con mayoría absoluta?

Es complicado cambiar las cosas en una ciudad donde el PSC lleva gobernando más 40 años de forma ininterrumpida. En los últimos años, el gobierno del PSC da muestras de cansancio y no plantea un proyecto de futuro ilusionante. Como decía antes, el barómetro de la ciudad señala los mismos problemas desde hace años: limpieza, seguridad, incivismo, sin que el gobierno de Nuria Marín afronte dichos problemas y dé soluciones claras.

No parece discutible que la situación de conflicto a que llevó el reciente proceso de independencia unilateral del gobierno catalán ha dividido a la sociedad. Si eso ha ocurrido a nivel del país, donde solo el 48% de los catalanes parecen estar a un lado y el 52% al otro, ¿cómo se explica usted que en una ciudad como l’Hospitalet donde se puede dar por sentado que son una enorme mayoría quienes están en contra de la independencia, lidere la oposición un grupo independentista?

Nuestra estrategia consiste en estar en el día a día con el ciudadano, planteando soluciones a los problemas reales que tienen nuestros vecinos, que para eso nos han votado.

En ese sentido, el PP ha vuelto a proponer la bajada de impuestos en las Ordenanzas Municipales pero el PSC con mayoría absoluta rechaza esa bajada de impuestos. En un año que se prevé muy complicado, creemos necesario ayudar a las familias y autónomos de la ciudad económicamente. Los socialistas presumen de hacer políticas con sentido social, pero en cambio mantiene la presión fiscal a los ciudadanos de l’Hospitalet.

Si hablamos de seguridad y convivencia, en los últimos meses el PP ha sido el grupo municipal que más iniciativas ha presentado para aumentar el número de agentes de la Guardia Urbana y mejorar las condiciones laborales de nuestros agentes. Una vez más, el gobierno del PSC niega la mayor, asegurando incluso que somos la envidia de otros municipios cercanos. Nada más lejos de la realidad. Hay que ser valientes y admitir errores para poder dar solución a los problemas. Mirar para otro lado no soluciona los problemas.

* Los recientes escándalos en el seno del Consell Esportiu que están a punto de implicar penalmente a la alcaldesa de la ciudad, ¿tiene la sensación de que pueden permitir un mayor protagonismo de la oposición en orden a forzar que se gobierne con algo más de consenso?

Ojalá fuera así, pero me temo que no va a ser así. Hay que recordar que el PSC tiene mayoría absoluta por lo que desafortunadamente desde la oposición tenemos las manos atadas. Al empezar el mandato, Nuria Marín aseguró que gobernaría con la mano tendida a la oposición, pero la realidad es muy diferente.

Desde la oposición debemos fiscalizar la acción de gobierno municipal de forma exigente, y ahora más que nunca debemos reclamar transparencia en todo lo que referente al caso del Consell Esportiu. Los ciudadanos de L’Hospitalet se merecen que su máxima responsable dé explicaciones sobre los presuntos delitos que afectan a miembros del gobierno municipal, militantes del PSC y a ella misma.

Desde que el pasado mes de junio saltó a la luz pública el caso del Consell no hemos cesado en pedir a Nuria Marín que diera explicaciones públicas a la ciudadanía de lo que está pasando. El prestigio y la Institución están bajo sospecha, y los vecinos se merecen una explicación clara por parte de su alcaldesa. Nunca las dio… al final ha tenido que dar ante la policía.  

Miembros del gobierno municipal apelan a la presunción de inocencia y poco más. Nosotros desde el PP también lo hacemos, pero sinceramente más allá de apelar a la presunción de inocencia, creemos que no se está actuando con transparencia.

¿Como es posible que incluso Miquel Iceta admita alguna posible irregularidad administrativa? ¿Qué sabe Miguel Iceta que no saben desde el gobierno municipal?

No entendemos como después de lo sucedido Nuria Marín pone a disposición del PSC sus cargos orgánicos para no perjudicar al partido, pero en cambio no hace lo mismo con el cargo más importante, la alcaldía, para no perjudicar a su ciudad.

Creemos que este caso ya no admite más evasivas. Los diferentes episodios que hemos tenido desde junio hacen pensar que lejos de ir a menos parece que es todo lo contrario. Ya tenemos 15 imputados. Esto ya no es el caso del Consell Esportiu sino que es el caso del PSC de l’Hospitalet. Según algunos miembros del PSC los beneficiarios son gente del PSC. No lo digo yo, ni el PP lo dicen ellos mismos.

Ahora Nuria Marín se ha puesto las pilas y tiene prisa por ir a declarar. Lo que no ha hecho en casi un año lo ha hecho en una semana. Hace unos meses parecía que nadie dimitía porque no había razones, pero ahora dimite Cris Plaza para no obstaculizar la investigación. ¿Es que antes la estaba obstaculizando?  Esta dimisión pone en el punto de mirar a Cris Alcázar. Mucho me temo que será el siguiente.

En mi opinión, desde el gobierno municipal se está actuando de manera improvisada y desconcertante, y eso no es bueno ni para la Institución ni para saber realmente qué ha pasado en el Consell. Por ejemplo, en junio se presentó una moción para que el Ayuntamiento se personase como acusación particular, y el PSC y C’s la rechazaron. La misma moción se presentó este Pleno y ha sido aprobada por unanimidad. ¿Qué ha cambiado que no sabemos?

Otro ejemplo, el PP presentó hace dos meses una moción para que los grupos municipales formaran parte del Consell Esportiu y fue rechazada. Ahora la alcaldesa Nuria Marín nos ha enviado una carta a los grupos municipales para que nombremos un representante en el Consell. ¿Qué ha pasado para cambiar de criterio?

En definitiva, muchas preguntas, muchos cambios de criterio y pocas respuestas en un momento donde lo que más se necesita son respuestas claras y transparentes.

*No parece discutible que la situación de conflicto a que llevó el reciente proceso de independencia unilateral del gobierno catalán ha dividido a la sociedad. Si eso ha ocurrido a nivel del país, donde solo el 48% de los catalanes parecen estar a un lado y el 52% al otro, ¿cómo se explica usted que en una ciudad como l’Hospitalet donde se puede dar por sentado que son una enorme mayoría quienes están en contra de la independencia, lidere la oposición un grupo independentista?

El hecho de que lidere la oposición un partido independentista no significa que esta opción haya cogido fuerza en l’Hospitalet, en realidad es todo lo contrario.

Los ciudadanos de l’Hospitalet han expulsado del consistorio a JuntsxCat y la CUP. De las cinco formaciones con representación municipal ya solo hay una de perfil claramente independentista, en el anterior mandato no era así.

* Usted se mostró recientemente favorable a una moratoria de ciudad en la euforia constructora que practica el Ayuntamiento. ¿considera usted que la estrategia de futuro debe pasar por una remodelación de los barrios de la ciudad que contemple un incremento de la rehabilitación inmobiliaria?

Una de las lecciones que nos ha traído esta grave pandemia es la clara evidencia de que la sobrepoblación va en contra de la calidad de vida de los ciudadanos. Según el EUROSTAT, La Florida es el barrio con mayor densidad de población en Europa.

L’Hospitalet padece un preocupante problema de vulnerabilidad social a lo que la euforia constructora que ha practicado el PSC en las últimas décadas no ayuda en absoluto. 

El resultado es una ciudad de primera y otra de segunda. Una ciudad a dos velocidades. Zonas con una media de cinco personas por vivienda, que se están convirtiendo en el paraíso de las mafias okupas y otras áreas en las que se construyen pisos de lujo rodeados de grandes zonas ajardinadas.

Desde el PP creemos que lo mejor para afrontar el futuro de la ciudad es abrir una reflexión conjunta, grupos municipales y agentes sociales y económicos sobre qué ciudad queremos. Después de un análisis sosegado y serio debemos redirigir el futuro de L’Hospitalet hacia una ciudad más equilibrada urbanísticamente, más oxigenada, menos sobreproblada y con más zonas verdes que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de L’Hospitalet.

* El gobierno municipal tiene ahora mismo unos cuantos frentes abiertos: PDU Gran Vía, Consell Esportiu, Pacte de Ciutat sobre la pandèmia, 11.000 nuevas viviendas con sus correspondientes necesidades en equipamientos… ¿En qué órbita el PP de l’Hospitalet puede ejercer una mayor influencia? ¿Y de qué modo?

Ciertamente este año 2020 no ha sido un buen año para el gobierno municipal. Empezó mal el año con el revés en la consulta sobre la ubicación del polideportivo municipal de Santa Eulalia, donde los vecinos del barrio tumbaron la opción del gobierno municipal que era la Alhambra. Luego, se ha producido el varapalo judicial del PDU de Gran Vía y el estallido del caso de presunta corrupción en el Consell Esportiu.

Todo esto, bajo una dramática situación de la pandemia que ha cambiado nuestras vidas y nuestras prioridades como administración.

Desde el primer momento, el PP de L’Hospitalet se puso a disposición del gobierno municipal para afrontar juntos esta grave crisis sanitaria que ha desembocado en una terrible crisis económica. Lo más importante es hacer frente a las necesidades de los ciudadanos, dejando a un lado los tacticismos políticos. Por eso, desde el PP elaboramos un Plan de Reactivación con un total de 100 medidas en diferentes ámbitos de actuación para paliar los efectos de la COVID-19. Bonificaciones y ayudas fiscales en los tributos municipales que actualmente soportan familias, profesionales, emprendedores y pymes en general, con el objetivo de reactivar cuanto antes la actividad económica y garantizar el mantenimiento del empleo. Muchas de ellas se han incluido en el actual Pacte de Ciutat.

En esta misma línea y ante la amenaza del gobierno de pedro Sánchez y Pablo Iglesias de requisar los ahorros de los vecinos de L’Hospitalet, el PP presentó una moción para garantizar la autonomía que la Constitución Española y las Leyes otorgan a las entidades locales para la gestión de sus recursos. Esos ahorros son fruto del pago de los impuestos de los ciudadanos de l’Hospitalet por lo que ese dinero debe gastarse en las necesidades de los ciudadanos de l’Hospitalet.

También se aprobó nuestra moción para la concesión de la Medalla de Honor de la Ciudad a los sanitarios y servicios esenciales, entre ellos la UME (Unidad Militar Especializada), por su labor frente a la pandemia en nuestra ciudad.

En cualquier caso, esa mano tendida cuando es preciso no nos impide ser firmes y hacer nuestro trabajo que es fiscalizar la labor del gobierno municipal. Hemos votado en contra de los presupuestos porque mantienen la presión fiscal a los ciudadanos; o hemos denunciado contrataciones irregulares como la del espacio Full Dome en 2108 del certamen Smart City Expo World Congress. Una contratación que se realizó de manera verbal, sin ningún tipo de concurso público tal y como confirmó el informe de la Intervención General.

* Es previsible en un plazo prudencial que se ejecute el definitivo soterramiento de las vías del ferrocarril. ¿Qué estrategia, a su juicio se debe seguir respecto de los espacios que pueden quedar liberados con la desaparición de las vías?

Después de años de promesas y titulares sobre el soterramiento de las vías del ferrocarril a su paso por L’Hospitalet, fue el último Gobierno del Partido Popular quien puso en marcha el proyecto nuevamente. Hay que recordar que fue el entonces ministro del Partido Popular, Íñigo de la Serna, quien adquirió el compromiso en su visita a la ciudad. Conviene recordar este dato, cuando ahora los socialistas se ponen la medalla con el tema del soterramiento de las vías.

Desde el PP siempre hemos luchado por derribar estas murallas que dividen nuestra ciudad. Es prioritario acabar con la fractura ferroviaria de la ciudad. Es el proyecto más importante de ciudad y el que permitirá coser la ciudad. Creemos que la liberación de ese espacio debe permitir la obertura de espacios abiertos y oxigenar la ciudad que tanto lo necesita.

* Ustedes son una fuerza reducida en el ayuntamiento de la ciudad, en la Diputación, en el Parlament de Catalunya. Seguro que esta situación les ha llevado a reflexionar sobre la manera de influir en los respectivos gobiernos… ¿Cuál es la clave en su caso? ¿Cómo avanzar?

Es innegable que la fragmentación del centro derecha nos ha perjudicado. Sin embargo, muchos pensaban que el Partido Popular iba a desaparecer del consistorio de l’Hospitalet y no ha sido así.  Los que sí han sido desaparecido son JuntsxCat o la CUP.

Hemos servido de muro de contención frente a la extrema derecha impidiendo que VOX entrara en el Ayuntamiento. Ahora, las encuestas nos dan mejores resultados, tanto en las próximas autonómicas como en unas hipotéticas municipales.

Estoy segura de que el Partido Popular volverá a tener la presencia que tenía hace años en la ciudad. Tenemos la certeza de que muchos votantes descontentos con el PP que optaron por otras fuerzas políticas como Ciutadans o VOX volverán a darnos su confianza. Incluso muchos votantes socialistas que ahora están escandalizados viendo como el PSC se muestra superado por los últimos acontecimientos, abrirán los ojos y se sumarán a un cambio en la ciudad. Modelos como el de Badalona con Xavier García Albiol al frente pueden aplicarse perfectamente en l’Hospitalet, solo necesitamos el apoyo necesario para llevarlo a cabo. El PP es el revulsivo a tantos años de socialismo clientelar que ha enquistado los problemas que afectan cada día a los ciudadanos.

* ¿Vislumbra alguna perspectiva de unidad de acuerdos con la oposición o con parte de la oposición municipal en el actual mandato?

Sin duda, el PP ha estado y estará en todos aquellos pactos que supongan un beneficio para los ciudadanos de l’Hospitalet, proponga quién los proponga. Desde la discrepancia política, todos los grupos municipales tenemos un objetivo común: Un mejor l’Hospitalet. Ello nos obliga a buscar los puntos de encuentro para conseguirlo.

Evidentemente tenemos nuestras líneas rojas, como el modelo de Estado, el Procés separatista, la política lingüística o el modelo educativo pero seguro estamos de acuerdo en temas municipales que mejoran la vida de nuestros vecinos.

En el anterior mandato, la oposición se unió en una moción sobre los medios de comunicación municipal. Fue la primera vez que la oposición en bloque reclamaba, entre otras cosas, unos medios más plurales y con más autonomía.  

Como digo, nunca hemos tenido problema en sumarnos a mociones de otros partidos si la iniciativa va destinada a mejorar la vida de los ciudadanos. Desde el primer día hemos dicho que lo importante es dignificar la ciudad por encima de las siglas. Sin embargo, hay que recordar que estamos en precampaña electoral y en este escenario, hay formaciones que en estos momentos piensan más en clave autonómica y electoral que en clave municipal.

Por Jesús A. Vila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s