Acampada indefinida ante el Departament d’Educació para impedir el cierre de la Academia Cultura

Padres y profesores junto a las tiendas donde se mantendrán hasta conseguir su objetivo

Padres y profesores de la Academia Cultura han dado hoy un paso importante de cara a conseguir su objetivo: mantener la escuela abierta para el próximo curso. Hoy han iniciado una acampada frente a la Consellería d’Educació de forma indefinida hasta la solución del problema.

El cierre de la Academia Cultura de l’Hospitalet está previsto para finales de este curso por decisión del titular la escuela y autorizado por el Departament d’Educació. Ahora padres y profesores están movilizados para que la Generalitat revoque el decreto firmado que permitía el cese de la actividad del centro.

El sindicato CC.OO. que encabeza el apoyo y la solidaridad con los padres ha avisado que mantendrá la acción “hasta conseguir” la continuidad del centro educativo, que escolariza a 340 alumnos y cuenta con 40 profesores. El portavoz de la acampada, Manel Pulido, ha explicado que el objetivo es “situar el conflicto de la Acadèmia Cultura a las puertas del consejero Bargalló”.

En la misma línea, ha sostenido que “no estamos luchando solo por los alumnos que echan de su escuela, ni por los profesores que perderán su trabajo, sino por todo el alumnado de L’Hospitalet, que no puede estar escolarizado en aulas masificadas“.

Padres y profesores se han manifestado por la tarde ante el Departament con gritos de: “Lo podemos decir gritando o bailando, pero el mensaje es claro “#AcademiaCulturaNoEsTanca, #AcampadaAcadèmiaCultura una festa reivindicativa per l’educació de qualitat #ProuSobreràtios”.

Por Lluís Berbel

¿Dónde los abandonamos?

Podría preguntarme cuándo, pero me parece más pertinente dónde. De repente una élite de izquierdas, con estudios universitarios, dejamos de mirar a los currantes, al trabajador de siempre, del siglo XX, nos engolamos de pedantería y dejamos a la clase trabajadora mirando a la nada, y eso es mirar a la extrema derecha.

¿Dónde está esa parte de nuestra sociedad? En la extrema derecha. La izquierda ya no es obrera, es intelectual y pija.

Tengo un hijo de 32 años que siempre quiso ser mecánico. Lleva trabajando en la misma empresa desde los 18. Es un obrero de los de antes y su perfil político está en la izquierda porque lo ha mamado en casa, pero ronda el borde. Sus compañeros vierten hacia la extrema derecha. Lo que ven en la izquierda son niños pijos con una labia compleja que no comprenden. Y el discurso de la derecha es simple, claro y facilón.

La izquierda que quería una educación transversal, inclusiva  y que diera oportunidades  a toda la sociedad ha resbalado y se ha dado una hostia importante. Nos hemos mirado el ombligo y los hemos dejado en las dulces manos del odio. Que es más sencillo.

Los sindicatos han abandonado. Son una herramienta más del sistema, dentro  de la cual se vive en un confort calentito y agradable.

Entre sindicatos inoperantes y pijos con estudios superiores, parece que el futuro es como las camisas de los fascistas, negro.

Guillermo Martín Urquizu