Los vecinos de tres barrios se manifestarán este domingo por “un altre l’Hospitalet és posible”

Cartel de la convocatoria vecinal

Este próximo fin de semana, domingo dia 30 de 11 a 14 horas, se celebrará en toda la ciudad una jornada reivindicativa convocada por: “Un Altre l’Hospitalet és Possible”. Las acciones consistirán con cortes de tráfico en las calles pidiendo más espacio público verde, recuperación de las calles para uso público y rehabilitación del patrimonio histórico.

Este movimiento se inició en el mes de febrero bajo el lema “Revolta Veïnal” con el corte de la carretera de Collblanc entre la calle Llobregat y Martí Julià, una de las arterias más transitadas de l’Hospitalet al ser el punto de conexión entre Esplugues y Barcelona. La calle estuvo cortada alrededor de tres horas para concienciar a los vecinos de la necesidad de esponjar una barriada como es Collblanc, de las más densas de Europa.

Este movimiento reivindicativo, y bajo el mismo lema, también estuvo presente en la barriada de Sant Josep donde los vecinos cortaron la calle Enric Prat de la Riba. La barriada de Sant Josep es actualmente una de las más conflictivas con una perspectiva de crecimiento urbano brutal.

Un ejemplo claro de la especulación se centra en este barrio con la construcción en los terrenos donde se encontraba ubicada la fábrica Cosme de cerca de 885 viviendas. Un proyecto realizado en la época de la bombolla inmobiliaria, con planes erróneos que se prestan a aumentar el número de pisos previstos. Todo ello cargándose el patrimonio histórico que representaba esa fábrica que llegó a producir en su día 10.000 piezas diarias con 13 Hornos, algunos de los cuales se han encontrado con el derribo de las instalaciones.

A este acto reivindicativo se ha unido esta vez Santa Eulàlia que cortará la calle que lleva su nombre entre Buenos Aires y Amadeu Torner, reivindicando la reapertura de la biblioteca del barrio bajo el lema: “Necesitem la Biblio”. Esta fue cerrada el pasado mes de marzo, según el ayuntamiento por cuestiones de seguridad. Para la Diputación de Barcelona considera que la decisión por parte del consistorio es correcta porque en la ciudad el servicio ya está bien cubierto: “El servicio se está dando y además con calidad“.

El próximo domingo todas estas calles de forma simultánea serán cortadas en reivindicación de otro tipo de ciudad. Tal y como dice el manifiesto fundacional de este movimiento, compuesto por un gran número de entidades de todo tipo de la ciudad: “Nos oponemos al modelo ecológicamente poco sostenible, especulativo y antisocial que sufrimos en nuestra ciudad. A causa de las políticas públicas de estos últimos años, l’Hospitalet se ha convertido en una ciudad empobrecida, con unos servicios públicos y sociales saturados e infra financiados…”. 

Por: Lluís Berbel